Instagram IconOK  Facebook IconOK  profesionales iconOK
  • Crecimiento

Crecimiento

Desarrollo Mamario y Autoexamen

Dras. Ada Di Noto y Lucia Katabian

Estas líneas están dirigidas a ustedes que están creciendo…

Queremos transmitirles información sobre un tema de fundamental importancia. Vamos a referirnos al desarrollo mamario, es decir al crecimiento de las mamas.

Ustedes están cambiando. Cuando eran “chiquitas” y estaban vestidas, se diferenciaban de los nenes por la ropa, el largo del pelo o el peinado. Pero entre los 9 y 13 años aproximadamente por la acción de las hormonas sexuales las chicas comienzan a diferenciarse claramente de los varones.

A las nenas se les afina la cintura, se les redondean los hombros y caderas, les aparece el vello en axilas y pubis, aumentan de estatura y comienzan a crecerles las mamas.

El crecimiento de las mamas comienza entre los 9 y 13 años y se denomina telarca. Ocurre 2 a 3 años antes que aparezca la primera menstruación.

Comienza como una elevación pequeña del pezón y de la aréola que, si la tocamos, se palpa como una discreta dureza del tamaño de una aceituna que está ubicada exactamente detrás de la aréola. Se denomina botón mamario y en ocasiones puede producir dolor.

No siempre las dos mamas comienzan su desarrollo en forma simultánea. En algunas ocasiones crece primero una y algunos meses después la otra.

Desde el inicio de este proceso hasta alcanzar el desarrollo completo de la mama transcurren varios años.

Empieza como ya dijimos alrededor de 2 años antes de la menarca (llamamos así a la primera menstruación) casi al mismo tiempo que el vello pubiano y termina de crecer entre 3 a 5 años después de la menarca.

Estos cambios en algunas niñas aparecen muy pronto (9 años) y en otras, más tarde. Son progresivos, lentos y de variable duración según cada persona.

Cada niña tiene su propio tiempo.

No olvides de consultar a tu médico si:

  • tenés dudas.
  • tenés algún síntoma que te preocupa o molesta.
  • no han aparecido estos cambios y ya tienes 13 años.
  • tenés menos de 9 años y ya han comenzado algunos de estos cambios.

Existen especialistas en ginecología infanto-juvenil que están capacitados para la atención de niñas y adolescentes. Ellos pueden ayudarte a entender estas modificaciones que están sucediendo en tu cuerpo y valorar la normalidad de esta etapa.

Sabías que…

A partir del comienzo de las menstruaciones, las mamas pueden presentar modificaciones cuando estás cerca de la fecha menstrual: pueden estar más duras (tensas), provocar un dolor leve y en ocasiones estar algo más grandes, es decir tener más volumen. Al comenzar la menstruación estos síntomas desaparecen.

Es conveniente que tú misma conozcas tus mamas y que aprendas
a examinarlas.

¿Sabés como hacerlo?… Te lo contamos.

El momento más oportuno para revisarlas es cuando termina tu menstruación, una vez por mes.

Comenzás mirándote desvestida frente al espejo, con los brazos a los costados del cuerpo, luego con los brazos levantados ( por encima de la cabeza ) y finalmente con las manos en la cintura, para apreciar si tienes algún cambio, es decir, si notás algo distinto.

Luego, acostada boca arriba, vas a palparte cada una de las mamas haciendo rodar la mama por debajo de las yemas de los dedos, desde la axila hasta el pezón, sin dejar de revisar ninguna parte de la misma.

Si notas alguna modificación – como por ejemplo un nodulito o alguna zona dolorosa -, como también ante cualquier duda, es importante que se lo cuentes a mamá y realices una consulta con un ginecólogo infanto-juvenil.

Estos consejos son para ayudarte a entender lo que te sucede, para prevenir o evitar que una simple molestia, fácilmente curable se complique y necesite de un tratamiento más prolongado o más difícil.

(falta imagen-insertar)

Nos seguiremos comunicando.

 Imprimir  Email

  • Bayer Slide 1
  • Bayer Slide 1
  • Bayer Slide 1

Contactenos