Infecciones

Hablemos sobre Hepatitis B

Dr. Eduardo Becerra

Te voy a hacer una pregunta… Pensá:

¿Cuál/cuáles de las siguientes enfermedades crees que pueden transmitirse por contacto sexual?:

  1. SIDA
  2. Hepatitis B
  3. Sífilis
  4. Todas
  5. Ninguna

No sé cuál habrás señalado pero la 4) es la correcta.

Desde este lado me pregunto si habrás tenido en cuenta también a la Hepatitis B…

La mayoría de los adolescentes (¡aunque no sean precisamente “especialistas” en medir los riesgos y sus consecuencias!) tiene algún tipo de información sobre las enfermedades de transmisión sexual, por ejemplo el SIDA.

Sin embargo, no ocurre lo mismo con otras afecciones que son también peligrosas pero que no tienen la “prensa” del VIH. Y la HEPATITIS B está entre las primeras.

¡Sí…! Ya sabemos que tu hermanito tuvo hepatitis cuando estaba en la salita verde del jardín de infantes. Pero no. Me refiero a otra hepatitis, a una hepatitis que es producida por otro virus llamado “virus B”. ¡Sí, ya sé…! Te la estoy complicando demasiado, pero… ¿Sabés una cosa? Prestá atención porque es importante que sepas que esta enfermedad te puede llegar por varias vías, y una de ellas es la sexual. Sí, leíste bien. Además de contagiarte por transfusiones de sangre como en el SIDA, podés contraerla a través de relaciones sexuales no seguras, también igual que el SIDA (obvio, sin fo… perdón, sin preservativo).

Bueno… ¿Y por qué te cuento estas cosas?. En primer lugar porque pienso que tal vez no lo sabías. Y si ya conocías esta afección, bueno, mejor. Pero esperá… Seguí leyendo que vale la pena…

Te cuento rapidito que la hepatitis B es producida por un virus al que llamaron virus B (¿se mataron con el nombre, no?). Bueno, la cuestión es que este virus es como 100 veces más infectante que el virus del SIDA. ¿Qué tal? ¡¿Asombroso, no?!.

Para más datos, esta enfermedad tiene una incubación de hasta seis meses y cuando se manifiesta lo hace con decaimiento, falta de ganas de comer, a veces fiebre, en fin, síntomas muy vagos. Es ahí cuando mediante un análisis de sangre se puede confirmar que tenés hepatits B.

Termino diciéndote que esta hepatitis no es como la que vos conocés (la A) sino que ésta es un poquito más traicionera, porque suele durar más y porque en algunos casos se complica con la aparición de lesiones graves en el hígado (tumores), tiempo después.

Como en casi todas las enfermedades, es mejor prevenir que curar. Sí, existe una vacuna que se aplica a los chiquitos recién nacidos. Pero no importa, vos también te la podés dar. Preguntale ya a tus padres si te la diste, y si no fuera así, consultá con tu médico de cabecera quien te aconsejará cuántas dosis te convienen y te informará a qué hospitales públicos podés ir.

Bueno, no te la quiero hacer lunga. Si quiero que pienses que tenés que cuidarte de ésta y de las demás enfermedades de transmisión sexual. Tené en cuenta que la hepatitis B también puede contagiarse a través de la saliva, lo que la diferencia en cierto modo del SIDA. Ah… Me olvidaba decirte que el peligro aumenta en los chabones que se “pinchan” con drogas. Pero ése es otro tema; en otro momento hablamos de eso.

Agradecemos la colaboración de la Licenciada Stella Maris Calvo.

 Imprimir