Crecimiento

¡Socorro, Tengo Granitos en la Cara!

Dra. Vilma Rosciszewski

El acné es un trastorno multifactorial que se observa principalmente en la adolescencia. Esto lleva a un gran número de consultas en pacientes entre 15 y 25 años. Los pacientes adolescentes suelen percibir, aún en grados leves de acné, como algo desagradable para los demás y limitar su actividad social, causando esto baja autoestima.


El acné comienza en la pubertad, siendo uno de los primeros signos de seborrea y formación de comedones (puntos negros) abiertos o cerrados. Luego se forman pápulas y pústulas por la presencia de una bacteria el P. acnes. Algunas veces se desarrollan pústulas más grandes llamadas nódulos que resultan dolorosos.

Aunque se hace hincapié en la dieta, es un mito creer que es un factor determinante en la génesis o empeoramiento del mismo. La dieta es un factor relacionado con la hiperinsulinemia, tanto aguda como crónica. Se observó que la cascada hormonal disparada por la hiperinsulinemia, genera una respuesta que favorece la aparición del acné.

¿Qué hago entonces?

  • No olvidar el cuidado general de la piel, que en general es grasa.
  • Los comedones (puntos negros) no se relacionan por la falta de higiene. Limpiezas muy frecuentes y abrasivas, no solo estimulan una mayor producción de sebo sino que resultan irritantes y agravan el problema.
  • Evitar compuestos que tengan alcohol en cantidad importante.
  • Los productos de limpiezas podrán ser geles sin alcohol, leches de limpieza.
  • Consultar: a dermatólogos o ginecólogos especialistas en estética quienes aconsejan la mejor opción terapéutica entre fórmulas tópicas, máscaras con acción sedante y antiinflamatoria, peelings, o llegado el caso antibióticos orales.
  • No nos olvidemos que la piel nos protege y cuida del medio exterior, también hay que cuidarla!

Dra. Vilma Rosciszewski: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 Imprimir